Archivo por meses: agosto 2019

Tendencias de consumo en España en el 2019

Tendencias de consumo en España en el 2019

¿Qué busca el público español actualmente? ¿Hacia dónde dirige su atención? Vamos a explorar un poco los últimos sondeos sobre el comportamiento del consumo español en el año que está corriendo.

Los alimentos y bebidas ecológicas

Un estudio reciente del Ministerio de Agricultura y Alimentación sobre las preferencias de compra de los españoles y sus hábitos de vida, muestra la tendencia hacia el consumo de alimentos “eco” y “bio” como característica principal de este año.

En concordancia con ello, el gasto en productos ecológicos se ha venido duplicando cada cuatro años, desde 2013. El informe también detalla que los españoles desean conocer el origen, la composición y la calidad de los productos que consumen. Según la consultora Loop New Business Models, la preocupación de los españoles por la salud y la preservación del medio ambiente también fomenta el incremento de la demanda por los productos ecológicos.

Esta preferencia no se restringe únicamente a los alimentos, pues se destaca también el auge y la valoración del consumo de vino de origen ecológico. A pesar de esta tendencia, solo el 42% de los hogares españoles consume productos “eco” o “bio”, en comparación con el resto de Europa, donde ronda el 80%.

Productos locales con denominación de origen y artesanales

El español promedio es consciente de la gran diversidad de productos artesanales que se producen en cada rincón de España, y valora su consumo. También prefiere la manufactura española frente a productos foráneos en la mayor parte de los renglones principales de consumo, bien sea artesanales o de producción masiva.

Sobre todo, ha aprendido a valorar la denominación de origen de un producto local, por lo que ahora representa un plus al momento de escoger algunos productos de consumo frecuente. El identificarse con algunos de ellos -por cuestión de gustos o de cultura- le proporciona individualidad e identidad al nuevo consumidor, una tendencia que se marca de forma intensa en el público español.

Marcas que respeten el medio ambiente en su empacado

El mundo consumidor está cada vez mas comprometido con la sostenibilidad, por lo que desean que sus marcas de uso cotidiano sean responsables en reducir la utilización de los plásticos y adecúen sus empaques a los nuevos estándares verdes.

La tendencia es también hacia la fidelidad a establecimientos y marcas que están mostrando una política clara y comprometida de reducción de empaques que impacten el medio ambiente, o desarrollen políticas de reutilización, recuperación y reciclaje.

Marcas que respeten los derechos laborables y de los animales

Los conceptos de “child labor free” -que garantiza que no haya explotación infantil- y “cruelty free” -que certifica que el producto respeta en su manufactura las pruebas con animales y el trato digno a los animales en su sacrificio- son elementos relevantes de las nuevas tendencias de consumo.

La conciencia global por un mundo de respeto a la dignidad y al desarrollo sostenible, impregna cada vez mas el comportamiento de consumo del ciudadano europeo, y España no es una excepción.

Etiquetado frontal, la tendencia que permite al consumidor saber con exactitud lo que consume

Etiquetado frontal, la tendencia que permite al consumidor saber con exactitud lo que consume

Las leyes de etiquetado vigentes en España responden directamente a lo establecido en el reglamento 1169 del Parlamento Europeo y del Consejo.

Este reglamento indica que todos los productos transformados industrialmente y destinados al consumo humano, deben incluir información nutricional clara sobre sus valores nutricionales, haciendo visible datos como grasas, valor energético, cantidad de hidratos de carbono, azúcares, proteínas, sal y vitaminas adicionadas al producto.

Todo esto ha sido de gran beneficio para la población, sin embargo, los Colegios de Dietistas-Nutricionistas reclaman actualizaciones de esta regla y cambios en el modelo de etiquetado, trasladándose al Etiquetado frontal, que se basa en el Nutri-Score.

¿Qué es Nutri-Score o etiquetado frontal?

Ambos términos son sinónimos, y se refieren a un nuevo modelo de etiquetado de productos procesados, que según los expertos  podría ayudar a que las personas tomen una mayor consciencia sobre sus hábitos alimenticios.

Nutri-Score, es un formato que fue presentado en Noviembre de 2018 por la Ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo. Se trata de una herramienta que permite simplificar la tabla de valores nutricionales que se viene utilizando.

Etiquetado frontal (FOP, según las siglas en inglés, ‘front of pack’), es un modelo que ya se utiliza en muchos países y que en España aun no es obligatorio, pero si muchas empresas han comenzado a utilizar de manera voluntaria.

Muchos nutricionistas del país se han reunido para alzar una petición formal sobre la implementación definitiva de este esquema de etiquetado, en busca de mejorar la alimentación de los españoles y ayudarlos a que modifiquen sus hábitos alimenticios.

El etiquetado frontal permite conocer la calidad del producto de manera inmediata

Hay mucha evidencia científica sustentando el coloquialmente llamado “semáforo”, confirmando que cuando el consumidor es alertado de manera adecuada, comienza a tomar consciencia sobre sus hábitos alimenticios y busca maneras de consumir mayor cantidad de productos con nivel nutricional adecuado.

Detrás del Nutri-Score existe un algoritmo que determina la escala a la cual pertenece determinado alimento procesado, de la A a la E, según la cantidad de nutrientes buenos y malos que posea.

Para algunas marcas, esto puede implicar un grave problema, porque deja en exposición que sus productos incluyen valores altos en sodio, azúcar y grasas saturadas, que los vuelven poco valiosos a nivel nutricional, quizás perdiendo algún porcentaje de ventas.

Otras marcas, en lugar de preocuparse, se han comenzado a ocupar, trabajando nuevas formulas de productos que brinden igual sabor, pero con una calidad nutricional superior, sustituyendo determinados ingredientes y consiguiendo alternativas más beneficiosas con el organismo humano.

El etiquetado frontal no es un reglamento obligatorio. Marcas grandes han anunciado que si se van a adecuar de forma voluntaria, pero utilizando una fórmula distinta a la presentada por la Ministra de Salud.

Finalmente, la gran ventaja es para el consumidor, ya que puede estar mejor informado respecto a la calidad de los productos que consume y así poder tomar mejores decisiones que deriven en una alimentación más saludable.