Archivo de la categoría: Distribución

Los productos a granel están de vuelta en los supermercados españoles

Los productos a granel están de vuelta en los supermercados españoles

Millones de personas en todo el mundo se encuentran preocupados por la contaminación ambiental generada por los plásticos de un solo uso y los envases de dudosa utilidad. Más de 150 kilos de envases son desechados anualmente por cada ciudadano español, según las cifras ofrecidas por Eurostat, Statistics Explained.

¿Cómo se soluciona el problema de raíz? Las personas están haciendo su mejor esfuerzo por reciclar y disminuir el consumo de plástico atendiendo además a las legislaciones que han sido aplicadas en España durante los últimos dos años.

Sin embargo, el problema debería cortarse de raíz. La iniciativa ha sido la vuelta a las formas originales de venta de productos, cuando los tenderos entregaban las frutas frescas, sin plástico y los productos se vendían sin empaquetado minorista.

Vuelven las compras a granel

Para muchos solo es una moda alimentada por los Milennials y los “hipster”, sin embargo, el tamaño del problema medioambiental ya nos ha alcanzado a todos y no podemos ignorarlo, sino actuar.

Las tiendas minoristas y los grandes supermercados se han dado a la tarea de actualizar el concepto de compra los consumidores, dando un vistazo al pasado, un “retroceso” para nada involutivo.

Las compras a granel han regresado y cada vez más personas comienzan a adaptarse a ellas y a normalizar su existencia, en un mundo hasta ahora dominado por los envoltorios superfluos y de muy poca utilidad a largo plazo.

Se trata de una forma de ir más allá del reciclaje y atacar la causa de la contaminación desde su inicio, lo cual no es realmente exagerado. Por supuesto, para lograr impacto real, los supermercados han tenido que dotar de una estética moderna la venta de productos a granel.

En España, las tiendas a granel han tenido un despegue interesante. Los grandes y pequeños atores del comercio minorista no son ajenos a la tendencia y han realizado sus propias adaptaciones.

Si bien, es casi imposible que el consumidor deje de comprar productos empacados de marcas, sean blancas o conocidas, si que podemos ver que muchos pasillos de supermercados ahora incluye la opción de tomar muchos productos directamente a granel, en envases propios que podemos llevar desde casa.

Incluso, algunos establecimientos han ofrecido descuento como incentivo a esta acción de compra. Tal como ya hace mucho vienen haciendo los ATM, que ofrecen la posibilidad de mirar el saldo en pantalla para evitar el gasto de papel.

Los supermercados se han enfocado por mostrar la esencia real de los productos a granel: calidad, proximidad, eliminación del packaging innecesario y enfoque en la ecología como una manera de diferenciarse.

Para los productos que por higiene requieren de bolsa plástica, se ha comenzado a utilizar bolsas recicladas y compostables, haciendo énfasis en el producto y no en la publicidad de la marca.

Todo el conjunto de acciones busca mejoras a corto y mediano plazo, tanto para el usuario como para la sociedad y el medio ambiente, cuyo cuidado es responsabilidad de todos.

La gestión logística de la última milla

La gestión logística de la última milla

Al considerar la oferta del servicio de ventas en línea de cualquier empresa, la última fase de este proceso, es decir, la combinación de eventos que conlleva la entrega de la compra al cliente, se conoce como “la última milla”.

Como todo proceso reúne una serie de pasos articulados, iniciados a partir del pedido ya preparado y que terminan con la entrega en mano al cliente. La última milla  resulta la fracción más crítica en la cadena del e-commerce. Tanto es así, que esta parte del proceso puede representar hasta el 53% del coste total del traslado de un pedido, aunque solo constituya la parte final de la cadena de venta a distancia. Además, el prestigio de la empresa depende en gran medida del éxito final en la entrega -así como su fidelidad posterior a ella- basado en el juicio de valor del cliente.

Vamos a revisar a continuación algunas variables que influyen en la entrega de una compra realizada en línea, y aportar algunas sugerencias sobre cómo solventar los puntos críticos que se presentan. En ambos casos se requiere de una mente abierta que rompa paradigmas preestablecidos y que sea capaz de implementar soluciones innovadoras.

Variables que influyen en el desempeño de la última milla

En general, hay tres grandes áreas que abarcar en este sentido. Las referidas a los horarios de entrega de los pedidos, las concernientes al tamaño y volumen de la paquetería, y las referentes a los costos implícitos en el proceso de distribución. El proveedor de las entregas a distancia debe lidiar con diversas limitaciones, tales como horarios de entrega restringidos; movimiento de tráfico lento en zonas urbanas congestionadas, con tiempos de entrega cortos; pequeños volúmenes de entrega a distancias considerables; acceso a inmuebles en pisos altos sin ascensor; fallas en la comunicación entre repartidor y cliente, etc.

Sugerencias para solventar los puntos críticos de la última milla

Como en cualquier proceso productivo o comercial, los problemas se solucionan -en principio- mejorando el desempeño en la labor realizada. Para ello, se pueden implementar pequeños cambios innovadores que representen ventajas competitivas, redundando a su vez en una mejor apreciación del público receptor del servicio. La tecnología puede ayudar a mejorar gran parte de los puntos álgidos referidos al desempeño de los servicios relacionados con la última milla. Mejorando los procesos de automatización, haciendo mas eficiente el manejo de la data y flexibilizando el intercambio de información en la red de distribución, se puede lograr el incremento en la eficiencia del “punto caliente” del comercio a distancia.

Concretamente, algunas de las prácticas que pueden mejorar el desempeño de la última milla son: desarrollar aplicaciones que contribuyan a mantener mejor comunicados al proveedor, repartidor y cliente, que optimicen además de forma automática las rutas de entrega; ampliar los horarios de entrega, considerando la posibilidad de extenderlo a horarios nocturnos -o cercano a ellos- para evitar regresar una segunda vez; implementar centros de recogida de paquetes; y utilizar coches pequeños monovolumen en zonas urbanas congestionadas.

Batalla de distribución de productos ecológicos y como beneficia al consumidor español

Batalla de distribución de productos ecológicos y como beneficia al consumidor español

Tanto la cadenas de supermercados de gran formato, como los establecimientos pequeños y el resto de los actores de la distribución alimentaria en España se han visto en la necesidad de adaptarse constantemente, tanto por los problemas económicos de la última década, como el surgimiento de nuevos modelos de negocio en el sector.

Los productos ecológicos y Bio, se han mostrado como un segmento en auge y los mercados han reaccionado para evitar que este se convierta en un nuevo punto débil que reste sus posibilidades de liderazgo en un sector altamente competitivo.

Aunque algunos estudios han determinado que se ha presentado muy poca innovación en el desarrollo de productos en España, es innegable que la presencia de nuevas marcas con tendencia “Eco”, “Bio” y productos orgánicos ha aumentado de forma considerable y muchos establecimientos ya están participando en la lucha por este nuevo segmento de mercado.

Revolución al concepto de las marcas blancas

Durante la crisis, la apuesta más fuerte se dirigió hacia el desarrollo de productos de menor costo, las conocidas marcas blancas. Ahora, la ruta a seguir es un poco diferente: la tendencia creciente en España, va hacia la comercialización de productos ecológicos, bio, agricultura de proximidad y todo aquello que se asocia con lo sano, libre de pesticidas y que  cumple procesos más amigables con el medio ambiente.

Los productos ecológicos son una autentica revolución al mercado de las marcas blancas, que si bien no desaparece, puede necesitar de algunas adaptaciones para no perder aceptación y a cuota de mercado que le corresponde, frente a los nuevos actores eco amigables.

Distribuir productos ecológicos es una oportunidad inmejorable

España es uno de los países europeos con mayor superficie de terrenos destinados a la producción agrícola ecológica, pasando incluso por delante de Alemania que se ha caracterizado por una política de intensa promoción al reciclaje y el cuidado del medio ambiente.

Países como Francia e Italia, superan en consumo de productos ecológicos, pero con una tendencia alcista, España deberá tomar medidas urgentes. Los retail locales tienen una gran oportunidad de crecimiento en este sector y los consumidores son igualmente beneficiados.

Habiéndose entablado una batalla abierta entre los establecimientos retail alimentarios por ganar una parte de este nuevo mercado, y multiplicándose las marcas que se encargan de producir estos alimentos, los precios cada vez se asemejan más a los normales y el target al cual se dirigía la tendencia, comienza a ampliarse.

La preocupación por el medio ambiente y el mayor consumo de productos ecológicos ya es evidente y desde las mismas regulaciones se comienzan a notar los cambios desde hace un tiempo. Por ejemplo, aunque las reglas de etiquetado de producto en España aún obedecen al reglamento 1169 del Parlamento Europeo y del Consejo, en la Comisión Europea se ha comenzado a valorar la posibilidad de implementar el etiquetado frontal (FOP, según las siglas en inglés, ‘front of pack’), que implica conocer la calidad de un producto con un solo vistazo.