unagras-importancia-marketing-punto-venta

Importancia del marketing en el punto de venta

Todas las estrategias de promoción y marketing permiten que se incremente la percepción positiva que el cliente tiene sobre una marca, más allá del precio y con esto se busca influir en la decisión de compra. La clave de una estrategia de marketing en el punto de venta que resulte efectiva se basa en la creatividad en la comunicación del mensaje que le queremos entregar al cliente.

Comunicación creativa

Todas las promociones que llevamos a cabo tienen como misión la captación de nuevos clientes, mantener fieles a los ya existentes y aumentar el posicionamiento como marca.

El marketing en el punto de venta es una estrategia que puede resultar efectiva y a la vez mucho menos costosa que las campañas publicitarias en los medios de comunicación masivos, pero para que se lleve a cabo con éxito y consiga los resultados esperados necesitamos que la comunicación se encuentre llena de creatividad.

Es necesario utilizar mucha creatividad para desarrollar el mensaje y la estrategia que llevaremos a cabo, de esta forma nos aseguramos de que más que un regalo o una oferta, la campaña se convierta en una motivación capaz de crear ilusión, emocionar y llamar a la acción de compra, a la vez que se produzca una sinergia con la marca y el establecimiento.

Importancia de las estrategias de marketing en el punto de venta

Cada punto de venta ha sido desarrollado para comunicar de manera eficiente utilizando elementos visuales y objetos que sirven para guiar al cliente a percibir mejor las características de cada producto o servicio que se encuentra en promoción.

Es por eso que en el marketing en el punto de venta es tan importante que los elementos visuales que se incluyan en la promoción sean lo suficientemente atractivos para los clientes y que tengan una excelente relación entre calidad y eficiencia.

El marketing en el punto de venta es de vital importancia para influir en la decisión de compra de los clientes, sobre todo en la época actual donde la competencia es enorme y destacar es necesario para mantener la competitividad y el rendimiento de nuestro negocio.

Las personas tienen motivos de compra muy variados, algunas personas son susceptibles a realizar compras impulsivas mientras que otras son mucho más reflexivas al momento de tomar una decisión. Es por esa razón que el concepto promocional y el mensaje que deseamos transmitir tiene que ser capaz de despertar emociones suficientemente fuertes como para influir en el acto de compra.

La duración de la campaña tiene gran influencia también. Por ejemplo, las promociones por tiempo limitado generan una sensación de urgencia en los clientes y los hace actuar, comprando antes de que la promoción acabe. Las promociones ya se han hecho parte de la cultura del consumidor, ya que a todos nos encanta recibir descuentos, pasamos largo tiempo buscando oferta, mejores precios en casi todo lo que deseamos comprar y nunca rechazamos una buena promoción que nos permita ahorrar en la compra del producto que deseamos.