unagras-importancia-cajero-supermercado

Importancia del cajero en el supermercado

La experiencia del cliente dentro de un establecimiento se completa al pasar por caja a pagar por los productos que ha seleccionado de los estantes. Poco va a importar la calidad de los productos y servicios que ofrezca el supermercado, si al finalizar el proceso de compra se encuentra con un cajero apático, desconsiderado, mal educado y nada feliz con la labor que se encuentra realizando. He allí la importancia del cajero dentro del supermercado, ya que parte de la impresión que se lleva un cliente al terminar su compra, depende del trato que recibe en su paso por caja.

Sigue leyendo

unagras-importancia-imagen-corporativa-supermercado

La importancia de la imagen corporativa en un supermercado

La imagen corporativa se ha convertido en uno de los factores capaces de determinar el éxito o el fracaso de una empresa, debido a que es una forma de sobresalir ante la competencia y posicionarse de manera adecuada en la mente de los consumidores. Sin embargo, no todas las empresas han entendido la importancia de contar con una imagen corporativa que represente los valores de la marca.

¿Por qué es importante que las empresas de servicios como los supermercados, cuenten con un excelente programa de imagen corporativa? Lo primero que tenemos que decir, es que la imagen es lo primero que se queda grabado en la mente de los clientes, es la primera impresión. Una imagen correcta logra describir la manera en que una empresa en conjunto con su personal, sus productos y servicios, son percibidos por los usuarios.

La gran mayoría de los supermercados trabajan activamente para crear y comunicar una imagen positiva a sus clientes, accionistas y público en general. La desaparición de los clientes, bajas ventas y una alta rotación de personal pueden ser señales de alerta que indiquen que se está trabajando de manera incorrecta a imagen de la marca de cara al público.

La imagen corporativa se relaciona con la confianza

Es necesario tener siempre presente que los consumidores basan su decisión de compra, en gran medida, en la confianza que les produzca un establecimiento. Una imagen pobremente lograda, que muestre baja calidad en los servicios que ofrece, puede desencadenar problemas en las ventas presentes y futuras.

En la actualidad, con el ambiente ultra competitivo que existe en todos los nichos de mercado, se hace muy necesario que los gerentes de los supermercados reconozcan la importancia de crear una imagen fuerte y que hagan a los empleados conscientes de que ellos también son parte de esa imagen que se desea proyectar.

La imagen corporativa es parte fundamental de la estrategia general de relaciones públicas y debe resumir todo el conjunto de cualidades que se le atribuyen a la empresa, buscando siempre generar confianza en los clientes  crearse una opinión pública favorable, que finalmente tiene mucho que ver con el aumento o disminución de las ventas del establecimiento.

Una de las principales herramientas que existen en la actualidad para establecer una imagen fuerte y tener presencia dentro de la mente de los consumidores, es utilizando las redes sociales. Es una excelente manera también para el manejo de crisis y para comunicar y conectar de forma directa con los clientes, escucharlos, medir su compromiso con la marca y finalmente, tomar las correcciones que sean necesarias para que el supermercado retome el buen rumbo.

Una correcta imagen va un poco más allá del uso de un logotipo. El mismo diseño del local, la iluminación, a ubicación de los productos y el uso correcto de los colores, junto a la calidad en los productos y servicios que se ofrece y la atención del personal, todos son herramientas para desarrollar una imagen general que sea recordada por los clientes y servirá para posicionar la marca.

unagras-estrategias-vender-frutas-verduras-tiendas

Estrategias para vender frutas y verduras en tiendas

El segmento de las frutas, verduras y hortalizas puede generar ingresos interesantes para los supermercados, además de ayudar a contribuir con la salud general de sus clientes. Pero vender frutas y verduras es un proceso que requiere la manipulación apropiada así como una estrategia adecuada de exhibición. En este artículo te contamos como pueden obtener excelentes márgenes de ganancia con esta clase de mercancía.

Vender frutas y verduras se convierte en un mercado interesante para los supermercados, que si se sabe administrar, es capaz de generar clientes fieles y excelentes márgenes de ganancia. De acuerdo a las cifras que aportan expertos en el sector, un buen surtido de frutas y verduras puede aumentar las ventas de un establecimiento hasta en un 10% mensual. Nada despreciable para una serie de artículo que además, contribuyen a mejorar el estado de salud de las personas.

8 consejos útiles para manipular vender frutas y verduras

A pesar de ser una excelente alternativa para aumentar los ingresos y ganar la fidelidad de los clientes, se trata de un segmento que requiere de cuidados muy específicos debido a la corta vida que tienen muchas frutas y sobre todo las legumbres. Es por eso que la labor se complica un poco, ya que de no saber cómo operar correctamente, se genera pérdidas más que ganancias y eso no es lo que se está buscando.

  • La mercancía debe ser exhibida en cajas, canastas o repisas a la altura adecuada y evitando que se adquiera un volumen excesivo que pueda dañar los productos por el peso.
  • Los espejos al fondo del lugar donde se exhibe son geniales, porque crean la sensación de espacio y abundancia sin necesidad de tener exceso de mercancía en exhibición, la cual se puede estropear por el mal manejo.
  • Las verduras con raíces y tallo se exhiben en horizontal, ya que esto permite ofrecer más productos en menor espacio y hacer contraste de colores.
  • Durante el día cambia los productos de forma que los más frescos queden al fondo, de esta forma se favorece la venta de los que tienen más tiempo en el establecimiento.
  • Melones, papayas y sandías pueden ser exhibidas cortadas y cubiertas con plástico auto-adherente de manera que se pueda disfrutar de la frescura de su interior y se exponga también el aroma a fruta fresca.
  • No se debe mezclar productos de corta vida, con productos de larga vida, como el caso de peras y manzanas. Esto es así, porque la mezcla puede producir contaminación entre las frutas y causar sabores alterados, además de acelerar el deterioro.
  • En ningún caso almacene frutas y verduras dañadas junto a las que se encuentran en perfectas condiciones, debido a que en un corto tiempo se dañará la totalidad de la mercancía.
  • Para vender frutas y verduras es importante que las mismas se encuentren limpias y tengan una apariencia agradable a los sentidos del consumidor, de lo contrario no va a ser adquirida.