Evolución del e-commerce

Evolución del e-commerce en el sector minorista español: expectativas vs realidad

Sin lugar a dudas, la diversificación en la estrategia de ventas –combinando la atención en tienda con el e-commerce- constituye la gran revolución del pequeño comercio, como consecuencia del cambio de vida derivado del confinamiento. A continuación, veremos algunos de los hechos mas relevantes relacionados con el comercio en línea durante este último año.

Grandes vs pequeños

  • Por una parte, el e-commerce de las grandes empresas ya estaba bien establecido antes del inicio de la pandemia. En este mismo sentido, firmas españolas tales como El Corte Inglés o Mercadona, o las internacionales, Amazon, Carrefour, Lidl, Decathlón e IKEA, terminaron de expandir y consolidaron el mercado digital que ya venían implementando.
  • Mientras las grandes corporaciones, tanto mayoristas como minoristas, venían migrando progresivamente con buen pie hacia el comercio en línea, los pequeños comerciantes se mantenían aun rezagados y, en algunos casos, indecisos ante esta posibilidad. Sin embargo, esta situación ha venido cambiando aceleradamente.
  • Los pequeños comerciantes no se han quedado del todo atrás y también han venido in crescendo en su oferta de servicio en línea, sobre todo en lo que se refiere al entorno de los establecimientos relacionados con las áreas de la alimentación y los abarrotes.

El e-commerce minorista del último año

Revisemos algunos datos emanados del sondeo realizado por la consultora Brand Finance en relación al comercio electrónico de este último año:

  • La pandemia puso en evidencia que aun hay grandes oportunidades de aprender e innovar en el sector minorista de la alimentación.
  • Aquellos retailers que invirtieron para lograr un salto hacia el negocio en línea vieron cubierta y superada su expectativa sobre la implementación de este mecanismo de venta.
  • Las firmas que han venido disponiendo de oferta bajo la modalidad de e-commerce han visto crecer hasta un 38% el valor de su marca.
  • Las diferencias de desarrollo del comercio en este último año son bien marcadas entre sectores. Por ejemplo, mientras los grandes almacenes han visto retroceder su penetración, perdiendo hasta el 11% del valor de su marca, los supermercados y los establecimientos de venta de equipamiento de oficina en casa, así como los de venta de electrodomésticos y equipos para ejercitarse en casa, han subido de valor comercial.
  • Este año de confinamiento ha sido una prueba de fuego para la eficiencia en la atención en línea y el despacho de las compras, no solo para los mayoristas de la distribución, sino para cualquier comerciante, independientemente del tamaño de su negocio.
  • Tanto para grandes como para chicos, el reto de contar con suficiente stock en el establecimiento y la gestión de la seguridad de los trabajadores de la empresa han sido una enorme prueba a superar, según Teresa de Lemus, directora de Brand Finance España.

Después de habernos paseado por las evidencias anteriores, las palabras que mejor parecen resumir lo ocurrido durante este último año son flexibilidad, diversificación, rediseño y reinvención, claves para mantenerse a flote, y hasta medrar, a pesar de las condiciones aparentemente complicadas.