Archivo de la categoría: Distribución

Impacto del COVID-19 sobre la cadena de distribución española

Impacto del COVID-19 sobre la cadena de distribución española

Tras el inicio de la expansión del COVID-19, China se vio en la obligación de paralizar casi por completo su actividad industrial, afectando por completo la cadena de distribución global, de la cual es actor fundamental. Cuando la OMS declara la enfermedad como una pandemia, la cadena de distribución española se detuvo, permaneciendo activos solos los sectores prioritarios.

El esfuerzo por detener la pandemia ha implicado que los ciudadanos entren en cuarentena obligatoria, lo que supone en cierre de toda clase de locales comerciales e industrias no esenciales. Las fabricas y establecimientos que no guarden ninguna relación con el sector alimentario, médico, farmacéutico y de telecomunicaciones, se ha detenido por completo.

La situación nos deja muchas reflexiones posibles. En primer lugar, los ciudadanos comienzan a notar la importancia del intrincado proceso que involucra la producción y distribución de alimentos, así como el resto de los bienes y servicios esenciales. Adicionalmente, las cadenas de distribución han demostrado su valor ante situaciones de emergencia.

Actuar a tiempo para prevenir el colapso

Si un sector económico ha demostrado estar apto para atender situaciones de emergencia ha sido el de la producción y distribución de alimentos. Aun con las deficiencias conocidas y los retos que la industria todavía tiene por superar, han sabido demostrar que la logística adecuada puede reducir considerablemente el impacto de un desastre o emergencia.

A pesar de que la economía y la sociedad general han sido impactadas por la emergencia sanitaria, los canales de distribución aun resisten. La producción de alimentos y bienes esenciales se mantienen en España y los servicios de respuesta ante emergencias han recibido el apoyo de las empresas privadas para garantizar el bienestar de la población.

¿Cuáles han sido las claves del éxito en la respuesta que han dado las cadenas de distribución?

La competencia entre supermercados y tiendas minoristas del sector alimenticio no es una novedad. Esta competencia, propició que durante los últimos años todos los eslabones de la cadena optimizaran sus procesos, aplicaran mejorar tecnológicas y buscaran perfeccionar todos sus sistemas.

El resultado se puede evidenciar en la situación actual. Aun con las compras nerviosas y el aumento del consumo causado por la emergencia nacional, la cadena de distribución española ha resistido y se mantiene en pie, dando respuesta a las necesidades de los consumidores y comprometidos con la recuperación del país cuando pasen los momentos difíciles.

Responsabilidad social

Adicionalmente, el compromiso asumido por todos los actores de la cadena de distribución se pone en evidencia al atender al llamado de los bancos de alimentos europeos, quienes han creado un fondo de emergencia para suministrar alimento a las personas más vulnerables, quien han recibido un duro golpe en medio de la pandemia.

La responsabilidad social ha sido clave dentro de todo el proceso. La coyuntura actual exige de las empresas privadas un comportamiento ejemplar, sobre todo de parte de quienes se encargan de proveer de manera oportuna los alimentos y medicinas que necesita la población.

Envío gratis, una estrategia con riesgo de desaparecer

Envío gratis, una estrategia con riesgo de desaparecer

Por mucho tiempo, ofrecer envío gratis ha sido una de las estrategias de comercialización base para el comercio minorista tanto a nivel electrónico como dentro del comercio tradicional. Las personas desean cada vez más inmediatez en la forma en que reciben sus compras y un ahorro de costos, pero ofrecer esto se transforma en una pesadilla logística para los dueños de negocios

Quienes son adictos a las compras han encontrado en internet un autentico paraíso. Tiendas españolas y de todo el planeta compiten para ofrecer sus productos a precios interesantes y utilizan la estrategia del envío gratis como una forma de diferenciación. Atrapar al cliente con esta oferta es fácil, pero la logística posterior puede complicar los márgenes de ganancia.

¿Cuál es el problema con la estrategia de ofrecer envío gratis?

La exigencia de un envío rápido y además gratuito, hace que las empresas retail comiencen a tener problemas y desbalances económicos importantes. Los servicios de encomienda tienen un costo y asumir la logística de la entrega de productos por cuenta propia también tiene un costo; las empresas que ofrecen envíos gratis absorben esto dentro de sus gastos fijos.

El problema comienza a hacerse evidente cuando se trabaja con productos de baja rentabilidad. Al expandirse la cantidad de ventas, el comercio tiene que hacer malabares para ser rentable y cubrir todas las entregas de manera eficiente según lo ofrecido a los clientes, llegando a quedar en cifras negativas, solo por intentar mantener el sistema de entrega gratuita.

Un estudio denominado Solving the online logistics dilema. A practical guide toward profitability, que fue publicado recientemente por la consultora Strategy&, indica que dentro del mercado minorista europeo existen empresas con rentabilidades inferiores al 10%, siendo solo el sector dedicado a los artículos de lujo el que puede sostener rentabilidades de hasta el 80% manteniendo una política de envío gratis.

Entonces, ¿cómo resolvemos el problema logístico creado por el envío gratis?

Los clientes se han acostumbrado a recibir sus compras de manera gratuita y rápida, algo que en la mayor parte de los casos se traduce en una amenaza a la rentabilidad de empresa, siendo un modelo de negocio insostenible a largo plazo. Según el estudio, las recomendaciones a las empresas minoristas que desean resolver este problema serían las siguientes:

  • Promover la recogida en tiendas o puntos externos cuando se trabaja con productos de bajo costo/rentabilidad baja.
  • Almacenar desde puntos estratégicos, de preferencia en una ubicación central, con el objetivo de reducir los costos de movilización de la mercadería del almacén al punto de entrega.
  • Analizar los costos de devolución, que realmente son entre 3 y cinco veces más caros que el servicio de entrega.
  • Gestionar de mejor manera la política de precios. En muchas ocasiones no es posible trasladar los costos de envío al cliente sin que el valor del producto aumente en relación con lo que ofrece la competencia, pero es bueno investigar algún modelo intermedio donde el cliente asuma, al menos, un costo bajo por el envío.
Transformación de los hábitos de compra de comestibles

Transformación de los hábitos de compra de comestibles

Tal como una montaña rusa haciendo piruetas sobre sus rieles, así ha sido la transformación de los hábitos de compra de comestibles de los españoles durante los últimos cincuenta años. Y continuará cambiando…

A pesar de partir de una realidad distinta al resto de los países europeos, la influencia comunitaria nos acerca a las tendencias globales europeas -y también a las mundiales- en relación a los hábitos de consumo.

Lo que comenzó mucho antes de los 50s como una costumbre arraigada de visitar diariamente la tienda local de comestibles para surtirse mínimamente de los productos frescos y otras menudencias necesarias para subsistir, vuelve otra vez como un remake de base, aderezado, esta vez, con elementos indiscutibles de modernidad.

Vamos a explorar lo que los expertos vislumbran como las tendencias principales en la transformación de hábitos de compra de comestibles de los españoles y europeos en un futuro cercano.

Apuntando a la generación millenial

Aunque pareciera ambiguo -pero no lo es- los millenials, quienes dominan actualmente el mayor nicho de mercado, muestran un comportamiento original en la dispensa de su presupuesto de alimentación: combinan una alta tasa de visita a restaurantes con la compra mínima diaria de víveres y otros enseres en pequeñas tiendas locales, cercanas a su hogar. Lejos va quedando el hábito de sus padres de hacer compras mensuales en grandes superficies.

Este comportamiento particular puede ser usado provechosamente por las pequeñas tiendas de barrio, si atienden al conjunto del resto de las tendencias que muestran nuestros jóvenes, adaptándose a los nuevos tiempos.

Combinación de espacios de servicio

Sacando partido de lo dicho anteriormente, una de las soluciones que se proponen para resolver la aparente contradicción anterior, es la creación de espacios que combinen la presencia de bares, restaurantes, tiendas de ultramarinos, de productos frescos, comidas listas para llevar y pequeños bazares en un espacio común, donde el joven consumidor pueda satisfacer de manera fácil y rápida todos sus requerimientos de consumo, dejando espacio para lo que consideran es lo mas importante es esta época: vivir experiencias.

Delivery recurrente programado

Como parte de las tendencias principales en la transformación de hábitos de compra de comestibles de los españoles, las grandes compañías de distribución están planeando ofrecer listas de compra programada, despachadas a domicilio de forma recurrente, según un la frecuencia solicitada por el consumidor, entregando un paquete contentivo de productos frescos y procesados de uso frecuente, cuya llegada automática a casa le evite al joven millenial tener que ocuparse en reponer sus comestibles y consumibles con una visita obligada al establecimiento.

Autoservicios y kioskos de distribución

Estas iniciativas cubren la necesidad inmediata de productos comestibles frescos y pre empacados a los jóvenes consumidores, pudiendo ser solicitados con antelación, o escogidos al momento.

La transformación de hábitos de compra de comestibles de los españoles está trayendo el regreso -modernizado- a la compra fraccionada, realizada en múltiples establecimientos que caracterizó el comportamiento global hasta los años 80-90, en que surgieron los hipermercados.