Impacto del Coronavirus en el consumo español 2020

Impacto del Coronavirus en el consumo español 2020

La pandemia del COVID-19 ha tenido un impacto profundo en la economía global. Su desembarco en España supone una situación general de alerta y un profundo cambio en el comportamiento económico de la nación. El gasto se enfoca en el aprovisionamiento de productos de alimentación y limpieza, como forma de enfrentarse al coronavirus que tiene a la población en cuarentena.

El resto del consumo se ha trasladado a droguería, bebidas envasadas y artículos de bebé.  Las empresas de contenido digital también reportan un aumento en el consumo, así como las telecomunicaciones en general. El confinamiento obligatorio desató compras nerviosas entre la población y como era evidente, el consumo español se ha centrado en productos alimenticios.

Alza en el consumo español es proporcional al nivel de preocupación

La consultora Kantar, que lidera las investigaciones relacionadas con el consumo español ha publicado datos en los que se muestra un incremento en del 9% en el gasto relacionado con productos de gran consumo, mientras se produjeron las primeras infecciones de COVID-19, respecto al consumo habitual.

Aunque no se tienen cifras actualizadas al respecto, es evidente que la frecuencia de compra de los ciudadanos españoles ha aumentado. Un sector que ha visto aumento de las ventas han sido los comercios electrónicos, ya que el aislamiento ha potenciado la transformación digital que ya venía siendo tendencia en los últimos años.

El monitor de la consultora Kantar indica que el mayor crecimiento en el consumo español se ha detectado en los siguientes rubros: cereales (38%), arroz (22%), pastas alimenticias (19%), legumbres (37%), aceitunas (68%), chocolate (23%), cerveza (20%), limpiadores (19%) y ambientadores (14%).

De esta forma se observa que el consumidor agregó a su cesta de compra una serie de artículos que se relacionan con el tiempo de confinamiento ocasionado por el virus. Fueron los canales online y las tiendas de proximidad los negocios con mayor crecimiento en el consumo, todo guardando relación con el nivel de preocupación actual.

¿Qué ha ocurrido con el resto de los sectores económicos del país?

En lo que se refiere al consumo fuera del hogar, las ventas disminuyeron por completo ya que la cuarentena ha implicado el cierre obligatorio de locales de todos los rubros no esenciales. Este panorama es realmente preocupante a nivel económico; el aislamiento social obligatorio que se extenderá por las siguientes semanas, implica recesión económica para la nación.

Según los primeros cálculos el PIB español tendrá un retroceso cercano al 1,6%, aunque el escenario más negativo asegura una contracción del 5,5%. La pérdida de empleos durante las primeras cuatro semanas de contingencia sanitaria, asciende a 300.000 puestos de trabajo, pero aun no se sabe cuál será la consecuencia de la pandemia vírica.

La zona euro también será víctima de consecuencias demoledoras. Solo el sector de distribución alimenticia y farmacéutica mantendrá sus niveles de beneficios, pero el resto de los rubros parecen ir destinados a un declive importante, con una caída global del PIB de la UE que puede llegar a 22,4%.

Envío gratis, una estrategia con riesgo de desaparecer

Envío gratis, una estrategia con riesgo de desaparecer

Por mucho tiempo, ofrecer envío gratis ha sido una de las estrategias de comercialización base para el comercio minorista tanto a nivel electrónico como dentro del comercio tradicional. Las personas desean cada vez más inmediatez en la forma en que reciben sus compras y un ahorro de costos, pero ofrecer esto se transforma en una pesadilla logística para los dueños de negocios

Quienes son adictos a las compras han encontrado en internet un autentico paraíso. Tiendas españolas y de todo el planeta compiten para ofrecer sus productos a precios interesantes y utilizan la estrategia del envío gratis como una forma de diferenciación. Atrapar al cliente con esta oferta es fácil, pero la logística posterior puede complicar los márgenes de ganancia.

¿Cuál es el problema con la estrategia de ofrecer envío gratis?

La exigencia de un envío rápido y además gratuito, hace que las empresas retail comiencen a tener problemas y desbalances económicos importantes. Los servicios de encomienda tienen un costo y asumir la logística de la entrega de productos por cuenta propia también tiene un costo; las empresas que ofrecen envíos gratis absorben esto dentro de sus gastos fijos.

El problema comienza a hacerse evidente cuando se trabaja con productos de baja rentabilidad. Al expandirse la cantidad de ventas, el comercio tiene que hacer malabares para ser rentable y cubrir todas las entregas de manera eficiente según lo ofrecido a los clientes, llegando a quedar en cifras negativas, solo por intentar mantener el sistema de entrega gratuita.

Un estudio denominado Solving the online logistics dilema. A practical guide toward profitability, que fue publicado recientemente por la consultora Strategy&, indica que dentro del mercado minorista europeo existen empresas con rentabilidades inferiores al 10%, siendo solo el sector dedicado a los artículos de lujo el que puede sostener rentabilidades de hasta el 80% manteniendo una política de envío gratis.

Entonces, ¿cómo resolvemos el problema logístico creado por el envío gratis?

Los clientes se han acostumbrado a recibir sus compras de manera gratuita y rápida, algo que en la mayor parte de los casos se traduce en una amenaza a la rentabilidad de empresa, siendo un modelo de negocio insostenible a largo plazo. Según el estudio, las recomendaciones a las empresas minoristas que desean resolver este problema serían las siguientes:

  • Promover la recogida en tiendas o puntos externos cuando se trabaja con productos de bajo costo/rentabilidad baja.
  • Almacenar desde puntos estratégicos, de preferencia en una ubicación central, con el objetivo de reducir los costos de movilización de la mercadería del almacén al punto de entrega.
  • Analizar los costos de devolución, que realmente son entre 3 y cinco veces más caros que el servicio de entrega.
  • Gestionar de mejor manera la política de precios. En muchas ocasiones no es posible trasladar los costos de envío al cliente sin que el valor del producto aumente en relación con lo que ofrece la competencia, pero es bueno investigar algún modelo intermedio donde el cliente asuma, al menos, un costo bajo por el envío.
Los nuevos medios de pago en España

Los nuevos medios de pago en España

Los nuevos medios de pago en España han calado con fuerza, abriéndose un hueco dentro un entorno que siegue siendo dominado por el efectivo y las tarjetas de crédito (cuyo uso no deja de crecer). Tarjetas virtuales, tarjetas Contactless, aplicaciones móviles y monederos electrónicos, se encuentran en batalla contra una sociedad que aún prefiere el efectivo y las tarjetas de crédito.

Sin embargo, podemos observar como los nuevos medios de pago va ganado pequeñas batallas. De todos, PayPal es uno de los más conocidos entre los ePayments, siendo una de las soluciones preferidas por los comercios electrónicos que procesan pagos a nivel internacional, dado que se trata de un medio de pago rápido, eficiente y con comisiones relativamente bajas.

Preferencias en cuanto a pagos electrónicos en España durante 2019

Dentro del panorama de medios de pago disponibles en España nos encontramos con una variedad enorme. La mayoría de ellos se encuentra enfocado en atender las necesidades de las tiendas de comercio electrónico, mientras que otros incursionan en el comercio offline, en busca de competir con el efectivo, las transferencias bancarias y las tarjetas de crédito.

Apple Pay, PayPal, Google Pay, AliPay y Samsung Pay son  las e-wallets más populares dentro del comercio electrónico, siendo utilizadas por el 19% de los clientes. Se nota un crecimiento interesante y constante, pero es un rendimiento bajo si lo comparamos con el 67% de consumidores que utiliza tarjetas de crédito o débito para procesar sus compras online.

De hecho, las ventas realizadas con tarjetas de crédito aumentaron en un 15% a lo largo de 2019, mientras que el importe de las operaciones ascendió un 9% en comparación a 2018. Esto solo significa que todavía las TDC son el medio de pago preferido del consumidor español, tanto en línea como dentro de los comercios offline.

Los españoles aun no se sienten seguros con los medios de pago electrónicos

Aunque se ha hecho un esfuerzo considerable para darlos a conocer y producir una transformación en el sector, el consumidor se muestra renuente a confiar por completo en las billeteras y los medios de pago electrónicos. El caso español es particular dentro de Europa; en países como Francia y Reino Unido, la tendencia se dirige a la adopción definitiva del ePayment.

Otro dato interesante, es el descenso de la cantidad de dinero en efectivo que circula. El dinero que se extrae de los cajeros automáticos y oficinas bancarias no está creciendo, además, el crecimiento de las máquinas de cajeros que se distribuyen en el país se ha estancado y al finalizar el 2019, España tiene prácticamente la misma cantidad de cajeros que tuvo durante 2018.

Lo interesante, es que aun con cierto recelo e inseguridad, cada vez son más las personas que utilizan los medios de pago electrónicos. Algunos solo han tenido pocas experiencias o acercamientos leves, mientras que otros ya han asumido el uso de aplicaciones móviles y tarjetas contactless como una forma habitual de pago en su cotidianidad.