sostenibilidad ecológica

El papel del pequeño comercio en la sostenibilidad ecológica

El largo y reiterado confinamiento ha vuelto a hacer notoria la necesidad de poner mas atención en los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) derivados de la Cumbre del Clima celebrada en Madrid (COP25), en 2019. Los cambios de comportamiento social derivados de la nueva normalidad sirven de preámbulo para que tomemos conciencia de lo que actualmente ya estamos haciendo bien en función del sostenibilidad ecológica del ambiente y el cambio climático, y que profundicemos aun mas en lograr lo propuesto en la Agenda 2030.

En el ámbito del pequeño comercio y su entorno medioambiental, se desarrollan una serie de comportamientos locales y estrategias que pueden ser fundamentales a la hora de contribuir a la sostenibilidad ecológica, tanto global como local.

Revisemos a continuación las diferentes aristas según las cuales el pequeño comercio local puede contribuir, y de hecho ya lo hace de forma muchas veces inconsciente, a la mitigación del daño al planeta y la sostenibilidad ecológica del mismo.

Pequeños grandes gestos de sostenibilidad

Para mantener su imagen de responsabilidad social corporativa y no perder clientela, las grandes empresas se ven presionadas a tomar muy en cuenta e implementar notoriamente los cambios necesarios hacia la sostenibilidad, aprovechando con ello para explotar ampliamente esa imagen como parte de su mensaje de marketing corporativo. Por el contrario, el pequeño comercio lleva a cabo una serie de gestos con sentido ecológico que le son propios y lo caracterizan en detalle, con o sin voluntad y conciencia expresa de contribuir mediante ellos a la sostenibilidad ecológica.

Algunos de los hechos que favorecen al pequeño comercio frente a la sostenibilidad ecológica son:

  • Sus principales clientes viven en las proximidades de la tienda y se desplazan hasta allí principalmente caminando, por lo que no generan emisiones por combustibles fósiles.
  • Tres de cada cuatro empleados también viven cerca y llegan caminando a trabajar o, en su defecto, en bici o en bus.
  • Solo un 20% de los empleados y clientes utilizan el coche para llegar al establecimiento.
  • El pequeño comercio ha tornado hacia la optimización de forma intensiva en la recepción de la carga por parte de sus proveedores; de tres o cuatro, a una sola vez al día, reduciendo el impacto energético de los desplazamiento automotores.

Elementos de transformación del pequeño comercio hacia una sociedad mas sostenible

  • Contribución en la reducción de la huella de carbón hasta en un 80%. Esto se logra por el uso de medios de transporte sin uso de energía fósil; y también por reducción de los empaques plásticos, de cartón o de papel en favor de la bolsa de compra.
  • Mejor control de las emisiones de CO2, del uso del agua y de los desechos sólidos. Una pequeña tienda suele tener una relación estrecha con sus clientes, por lo que puede concienciar directamente en ellos hacia un uso responsable de los recursos.
  • Control de la emisión de calor, debido a que los locales mas pequeños y mejor aislados gestionan mejor tanto la calefacción como el aire acondicionado.
Direct-to-consumer

El auge del D2C (Direct-to-consumer) en España

El mercado D2C (Direct-to-consumer) es una tendencia que ha tenido un auge importante durante la emergencia sanitaria y que se proyecta tendrá un crecimiento cercano al 20% durante 2021. Esto se debe a que muchas empresas han perdido su participación en el mercado a causa de la pandemia y ahora se plantean recuperarse de las pérdidas utilizando los entornos digitales.

¿Qué es Direct-to-consumer?

D2C o Direct-to-consumer es un modelo de negocios basado en la entrega de un producto al consumidor, directamente de manos de productos, eliminando la necesidad de intermediarios. Se trata de una modalidad de venta online que prescinde de los intermediarios y favorece la relación entre clientes y marcas.

Se trata de un fenómeno bastante tradicional en el comercio retail, bastante utilizado por marcas globales como Nike, Adidas o Apple, cuyo modelo de comercialización es principalmente basado en la relación directa de la marca con el consumidor, para lo cual existe una red mundial de tiendas dedicadas exclusivamente a la comercialización de productos de la marca.

¿Por qué las marcas actuales deberían aprovechar el canal D2C?

Como ya pudimos conocer, el D2C no es un modelo de negocio que pertenezca exclusivamente al eCommerce, ya que se viene utilizando desde mucho antes de implantarse la revolución digital. No obstante, dadas las circunstancias actuales, las marcas que prescinden de los intermediarios se han multiplicado, vendiendo sus productos o servicios de forma directa.

Apostar por vender al consumidor final utilizando una logística digital propia, es un mecanismo bastante útil para las empresas pequeñas, que necesitan competir con grandes almacenes y marcas consolidadas. Para ellos, crear un eCommerce propio y vender de forma directa a los clientes, supone algunas ventajas importantes, entre las cuales podemos mencionar:

  • Acceso al análisis de datos de los clientes. Esto permitiría, entre otras cosas, conocer de manera expedita la opinión de los consumidores, evaluar tendencias de consumo y tomar mejores decisiones para optimizar el modelo de negocio o mejorar las líneas de productos que pertenecen a la marca.
  • Controlar todos los detalles de la gestión. Las marcas que utilizan un canal D2C tienen la oportunidad de controlar todo el proceso logístico y asegurar que la propuesta de valor se encuentre alineada a los intereses del consumidor final. Este nivel de control serían mucho más complicado al trabajar la comercialización con intermediarios.
  • Fidelizar a los clientes. Finalmente, el canal D2C ofrece la posibilidad de mejorar la relación con los clientes, escucharlos de forma más certera y trazar una estrategia de fidelización adecuada.
  • Reducción de costos. Para las empresas que desean competir en precio, la comercialización directo al cliente es una de las alternativas más adecuadas, pues les permite reducir el costo de intermediación e incrementar su margen de rentabilidad.

Si analizamos el mercado, encontraremos miles de marcas que han nacido 100% nativas digitales y gracias al modelo de negocios directo al consumidor, tienen la posibilidad de competir, convenciendo a un segmento pequeño de clientes con su propuesta de valor y utilizan diferentes estrategias para continuar potenciando su crecimiento.

consejos que te ayudarán a triunfar en el sector retail

5 consejos que te ayudarán a triunfar en el sector retail este 2021

Si algo hemos aprendido durante 2020, ha sido lo complicado que resulta predecir los acontecimientos futuros. Aunque los estudios de tendencias y las predicciones sobre el comportamiento del mercado son herramientas útiles, no podemos apostar completamente a esta clase de análisis, especialmente luego de todo lo que ha acontecido con el sector minorista.

El 2021 se perfila como un año saturado de desafíos y durante el primer trimestre hemos notado como las tiendas han encontrado en la innovación, la única forma de mantenerse a flote. De este modo, es bastante acertado decir que los cambios ocasionados por la pandemia, especialmente los ocurridos sobre el sector retail, han llegado para quedarse.

Considerando que, según el estudio entregado por la Astound Commerce, firma especializada en comercio digital, un 80% de los españoles afirman que seguirán comprando a las tiendas online, se vuelve fundamental entender cuáles son las necesidades de los clientes y deshacerse de las viejas costumbres del pasado, algo especialmente útil dentro de un entorno tan cambiante.

Bajo esta premisa, te proponemos cinco consejos básicos que te ayudarán a triunfar en el sector retail este 2021.

Consejos que te ayudarán a triunfar en el sector retail

  1. El precio no debe tener un protagonismo excesivo

Si bien es cierto que los líderes del mercado son quienes marcan la tendencia que seguirá el resto, la realidad es que esto termina produciendo una guerra de precios. Sin embargo, es necesario limitar el protagonismo del precio y concentrarse en la propuesta de valor, que finalmente será lo que logre marcar una diferencia frente a la competencia.

  1. Innovación

Algo que tiene impacto directo sobre cualquier modelo de negocios, en especial sobre las ventas minoristas, es la innovación. Todas las compañías deben ser conscientes de la necesidad de innovar, utilizando todas las herramientas que tengan a disposición para optimizar el funcionamiento de su modelo de negocios y conseguir mejores resultados con menor esfuerzo.

  1. Omnicanalidad

Desde hace años se viene haciendo hincapié sobre la necesidad de interactuar con los clientes por múltiples vías, no limitándose a la tienda física. Durante 2020, las empresas más renuentes a apostar por la omnicanalidad se vieron en la obligación de hacer una transición al entorno digital de forma apresurada y en 2021 es importante mantener la tendencia.

  1. Compromiso con el consumidor

Las compañías minoristas deben prestar mucha atención a la captación y análisis de datos del consumidor para entender su comportamiento y posteriormente trazar estrategias de fidelización. Los consumidores actuales tienen gran interés por la propuesta de valor y desean alinearse con empresas con principios similares.

  1. Eliminar las fronteras geográficas

Finalmente, con los servicios de logística consolidando sus propuestas, las marcas tienen la posibilidad de utilizar la entrega a domicilio para potenciar su imagen y difuminar las fronteras para entregar una mejor experiencia de compra al consumidor. Igualmente, las fronteras entre lo tradicional y lo digital cada vez se desdibujan cada vez más, con miles de empresas tradicionales migrando al entorno digital, tanto por moda como por necesidad.