Consumidores españoles comienzan a reducir el gasto

Consumidores españoles comienzan a reducir el gasto

Aunque 2019 no fue un año negativo para la economía española, es importante tener presente algunas señales de alerta en el mercado. El consumidor español en líneas generales ha disminuido el gasto durante 2019 en comparación a las cifras de 2018. El Observatorio Cetelem Consumo España 2019, muestra que el gasto medio fue 7% inferior en algunos sectores.

Con un escenario económico complejo para 2020, sectores como la banca tomaron medidas para evitar situaciones complicadas para el sector. En líneas generales, han aumentado la dificultad para acceder a préstamos, créditos hipotecarios y productos de financiamiento, lo cual explicaría en gran medida el descenso del gasto a nivel general.

Por supuesto, esto no es una señal de alarma, sino una oportunidad para corregir cualquier error y optimizar todos los procesos de nuestros negocios en busca de mejorar los resultados anuales. En líneas generales, el consumidor español durante 2019 se mostró cauteloso y un poco prudente, sobre todo al cierre del año, teniendo el ahorro como principal protagonista.

Más consumo y… ¿menos gasto?

Las cifras de consumo no fueron negativas durante el ejercicio económico de 2019, sin embargo el gasto si se contrajo en sectores específicos. El Observatorio Cetelem Consumo España 2019, indica que el gasto promedio se contrajo, más no así el consumo. “Más consumo, menos gasto” fue el titulo del análisis entregado por Cetelem, tras analizar los sectores de distribución.

La caída del gasto es bastante evidente, afectando a algunos sectores en concreto. Por ejemplo, el gasto en mobiliario de cocina fue 23% inferior durante el año anterior; el gasto en teléfonos inteligentes tuvo una disminución del 14% y en menor medida, el gasto en viajes solo tuvo una caída de 1% con respecto al año anterior.

La banca recrudece sus políticas de acceso al crédito

El consumidor español pagó con tarjetas de crédito en un 35% de las ocasiones, mientras que el 50% prefiere utilizar los fondos de su cuenta bancaria a través de una tarjeta de débito. Esto muestra cierta cautela hacia el endeudamiento. La misma cautela la muestra el sector bancario, que ha recrudecido las políticas de acceso al crédito para evitar el aumento de impagos.

Lo que ocurre es que el sistema financiero está “haciendo sus deberes”, intentando evitar situaciones incomodas como las que ya han ocurrido en España en años anteriores de esta misma década. Las nuevas medidas no implican eliminación del crédito, solo un acceso más exclusivo a personas que realmente tengan un excelente score crediticio.

Con respecto al consumidor español, podemos notar que los grupos familiares apuestan cada vez más por el ahorro y la inversión en valores refugio. Lo que buscan es la sostenibilidad; no están dejando de comprar, solo se muestran cautelosos ante ciertos productos y servicios, buscando mantener un balance positivo en su economía familiar.

Lo más interesante de este análisis es que permite a los empresarios de los sectores en baja, tomar ciertas medidas para potenciar sus ventas e incentivar el consumo durante 2020.

Aumenta el comercio online de alimentos y medicinas

Aumenta el comercio online de alimentos y medicinas

El mundo se encuentra en cuarentena a causa de la pandemia ocasionada por el COVID-19. En el caso de España, la contingencia sanitaria y la necesidad de que los ciudadanos permanezcan en aislamiento han ocasionado un despegue sin precedentes del comercio electrónico. Sin embargo, las cifras no son halagadoras para todos los rubros del eCommerce.

Las tiendas de moda, repuestos de vehículos y servicios empresariales reportan paradas en seco. En contraparte, las tiendas online de rubros como la alimentación, farmacia y parafarmacia tuvieron un aumento en las ventas superior al 24%, una cifra que supera cualquier perspectiva de crecimiento que se hubiera tenido antes de la pandemia.

Esta información se desprende de un estudio realizado por la empresa Española Doofinder, que analizó información proveniente de 1.000 tiendas online pertenecientes a diferentes sectores. El estudio demuestra que los parámetros de aceleración del comercio electrónico durante el Estado de Alarma, se convierten en una oportunidad para consolidar el sector.

Mayor demanda a causa del COVID-19

Con la necesidad de aislamiento, la demanda producida sobre las tiendas de comercio online se ha incrementado. El uso de delivery constituye una de las formas más adecuadas para que las personas eviten poner en riesgo su salud; la posibilidad de hacer las compras y recibirlas en casa, se convierte en una solución popular en medio de la pandemia del COVID-19.

Todas las empresas que tomaron la decisión de trabajar sobre sus estrategias digitales y siguieron las recomendaciones al respecto, tendrán en esta etapa de la economía española una oportunidad de oro para crecer y consolidarse, incluso superando las adversidades causadas por la paralización casi total de las actividades económicas en el país.

Disponer de una tienda de alimentación online en este momento, implica poder disponer de dos canales de venta propios, con alta demanda pero que atienden a nichos ligeramente diferentes. Esto puede ser atractivo para incrementar las ventas y aumentar los beneficios en momentos cuando la economía española comienza a tambalearse nuevamente.

Cambio de hábitos por parte de los consumidores

Como es predecible, el aislamiento social obligatorio implica que las personas deban pasar mucho tiempo en casa y evitar por completo las aglomeraciones, un protocolo que debe mantenerse incluso hasta el 2022 según las indicaciones de los especialistas en control de enfermedades adscritos a la OMS.

Ante este escenario, es probable que el auge del eCommerce se mantenga y las empresas de todos los sectores pueden beneficiarse, especialmente las relacionadas con el sector de la alimentación y los medicamentos. Lo mismo ocurrirá con el sector de los alimentos preparados y la restauración, cuya vuelta a la normalidad será lento y apoyado en el comercio digital.

Es importante ahora más que nunca, que las empresas relacionadas con el comercio electrónico centren sus esfuerzos en desarrollar estrategias coherentes a nivel digital, ya que la contingencia y el aumento de la demanda ofrecen una ventaja competitiva a quienes decidan potenciar su presencia y reputación en el entorno online.

El Coronvirus y la responsabilidad social empresarial

El Coronavirus y la responsabilidad social empresarial

Las empresas relacionadas con el sector alimentación y distribución tienen la posibilidad de demostrar los valores de marca que han venido construyendo a lo largo de sus años de gestión, no son palabras vacías. Es el momento de colaborar con el bien común de la sociedad, ya que se trata de un sector fundamental para el mantenimiento de la calidad del ser humano.

Con la crisis social, económica y de salubridad causada por la pandemia del COVID-19, España requiere que la industria alimentaria y la distribución alimentaria mantengan un compromiso firme de responsabilidad social, tal como lo vienen haciendo desde el inicio del aislamiento social necesario para hacer que remitan los efectos de la pandemia vírica.

España tiene todas las herramientas para triunfar sobre la crisis

Aunque el país se encuentra en incertidumbre total tras la paralización casi completa de la mayoría de los sectores productivos del país, y con un sistema sanitario en colapso, hay otros sectores se permanecen estables dentro de este complejo escenario, por ejemplo el de la distribución de alimentos.

La red de establecimientos comerciales, tanto supermercados como pequeños retail han demostrado estar consolidados y preparados para atender la crisis del coronavirus. Sin embargo, aun se requiere de una mayor coordinación y orden. Además, incursionar de lleno en el segmento del comercio electrónico, ya que las compras tal como las conocemos tardará en normalizarse.

El sector de la alimentación y la distribución posee una de las redes comerciales más amplias, pero la gestión de la emergencia ha implicado que las empresas asuman cambios importantes en sus políticas relacionadas con el proceso de compra y aumentar los esfuerzos para incursionar dentro del mundo digital.

¿Qué debería hacer las empresas del sector alimentación para apoyar?

La situación de crisis sanitaria causada por el COVID-19, ha demostrado que nivel de madurez que tiene los sectores de la alimentación y distribución en España. En este sentido, las empresas del sector tienen la necesidad de velar por la seguridad de empleados, proveedores, clientes y con la sociedad en general.

Como es lógico, la principal recomendación es aprovechar la coyuntura para potenciar el desarrollo de los canales de atención alternos. Por ejemplo, las ventas online y los sistemas de atención al cliente digital y telefónico se han convertido en una necesidad, razón por la cual es buen momento para optimizar su funcionamiento.

Para el sector, es importante que sus potenciales clientes se encuentren sanos, saludables y a resguardo. Cuidarlos y protegerlos, así como velar por la seguridad de su fuerza de trabajo implica que se incentive un cambio en las costumbres de compra de sus clientes. En época de incertidumbre y contingencia se da la oportunidad para reeducar algunos hábitos.

Adicionalmente, tendrán que enfocar sus esfuerzos en dirigir comunicaciones con un tono de empatía, que resalte el compromiso con la sociedad, que llame a la calma y cumplimiento de las normas, principalmente las medidas de distanciamiento social y cuidados en el higiene que han sido establecidas por la OMS.