Perspectivas del mercado minorista en España de cara al 2020

Perspectivas del mercado minorista en España de cara al 2020

Durante el desarrollo del Think Tank 2020, evento llevado a cabo recientemente en Madrid y patrocinado por Empresas Vodafone, un grupo de expertos en marketing expuso sus conclusiones sobre lo que ellos consideran serán las tendencias del mercado minorista en España de cara al 2020.

En este encuentro de reflexión se desarrollaron puntos importantes sobre el análisis de las tendencias de cambio del mercado nacional de minoristas y sobre cómo afrontar con éxito las sutilezas de este cambio progresivo en la sociedad consumidora española.

Basándonos tanto en este, como en algunos otros informes recientes, resumiremos a continuación los puntos mas importantes a tener en cuenta para caracterizar lo que será el mercado minorista en España de cara al 2020, y los retos que se deben afrontar para responder efectiva y progresivamente a estos cambios.

Caracterización del mercado minorista en España

Según los expertos de “Horizonte 2020”, en nuestro país el mercado minorista ha sufrido un cambio mucho mas profundo durante estos últimos tres años que en las dos últimas décadas, por un cambio de paradigma en la forma de comprar de los españoles, que se acerca a un patrón mas o menos globalizado pero con pinceladas acordes a la idiosincrasia local.

En estos tiempos ya no se venden únicamente productos, sino se vende el producto rodeado de una experiencia de compra global, que va a influir en los numeritos finales del éxito en las ventas.

Tendencias del mercado minorista en España de cara al 2020

La experiencia de compra se basa en dos tendencias principales que se reforzarán el año que viene:

  • El aumento progresivo e imparable del comercio electrónico.
  • El regreso a las compras en tiendas físicas del centro de la ciudad de preferencia a hacerlo en las grandes superficies de la periferia.

Desde hace ya algunos años, el incremento en las compras on line se ha vuelto imparable, y actualmente mas del 50 % de los españoles realiza al menos una compra al mes a través del comercio electrónico, y la tendencia sigue en aumento.

En marcado contraste y de forma complementaria, el comprador también orienta sus preferencias hacia realizar sus compras mientras realiza un paseo por el centro urbano, visitando las tiendas físicas y disfrutando de un trato mas cercano y personalizado en ellas.

Retos del mercado minorista en España para el 2020

Sabiendo cómo se comportará el mercado minorista en España de cara al 2020, veamos algunos desafíos del sector comercio el año entrante.

  • Las grandes y pequeñas tiendas deberán adecuar sus estrategias ofreciendo algo mas que la simple compra de productos. Para estar dispuestos a repetir visita al mismo local, los clientes buscan ahora vivir experiencias de compra satisfactorias en mas sentidos que la sola calidad del producto.
  • Como los clientes actualmente establecen relaciones omnicanal -es decir, combinan su compra tanto en la tienda física como por teléfono, compras electrónicas y por redes sociales- se deben ofrecer múltiples canales simultáneamente para garantizar el éxito.
Evolución del sector de los supermercados en España

Evolución del sector de los supermercados en España

Terminando 2019, y con datos procedentes de Retail Data correspondientes a los tres primeros trimestres, no resulta un secreto que este año ha sido convulsionado, especialmente después de la crisis protagonizada por la cadena Día y el reajuste que esto trajo como consecuencia. 2019 registró una evolución del sector de los supermercados en España de forma inédita y sin precedente, con balance negativo entre las aperturas y cierres de establecimientos del sector alimentación.

Estando cerca el fin de año, revisemos los movimientos del sector y las previsiones realizadas por expertos sobre la evolución del sector de los supermercados en España.

Cifras globales del 2019

La dinámica de apertura versus cierre de establecimientos comerciales dedicados a la venta y distribución de alimentos sufrió un giro novedoso este año, no siendo necesariamente una mala noticia para la mayor parte de los supermercados, hipermercados y tiendas locales de alimentación.

Lo mas notorio -después de la inversión de la tendencia mantenida históricamente en España- es que también se ha hecho mas lenta la apertura de establecimientos nuevos, con cifras que indican 13% menos de nuevas superficies de venta, y 24% menos establecimientos que en 2018 (únicamente 560 tiendas nuevas).

A pesar de no haberse registrado este año los valores récord alcanzados en el quinquenio anterior, resulta un dato interesante constatar que, a pesar de todo lo anterior, el sector no ha dejado de crecer globalmente, solo que lo hizo de forma diferente a cómo se venía produciendo los últimos veinte años.

Los cambios globales del mercado de la alimentación muestran una evolución del sector de los supermercados en España donde el autoservicio se mantiene estable y los establecimientos en locales mas pequeños dentro del núcleo urbano vuelven a ganar su puesto frente a la reducción de las grandes superficies.

La tendencia parece estar marcada hacia la apertura de establecimientos especializados en alguna temática particular de consumo, así como en locales de autoservicio asociados a franquicias especializadas en áreas de servicio asociadas a gasolineras.

¿Qué esperar en el 2020?

A pesar de haber contracción efectiva en la población consumidora, el impulso dado por las redes de franquicias, la expansión del pequeño mercado urbano, junto al incremento del mercado digital, serán el motor de la evolución del sector de los supermercados en España el año entrante.

El cambio de paradigma de compras en grandes superficies de los últimos veinte años, por la preferencia hacia el trato de proximidad en una tienda urbana, es lo que parece determinar su destino en 2020. Esta vuelta a las raíces estará modulada por la importancia actual que representa el e-commerce en la fórmula de éxito de cualquier compañía minorista del sector, elemento inexistente hace años atrás.

Habría que resaltar también que el año que viene seguramente se incentivará la competencia entre las grandes cadenas y las cadenas locales o regionales que han mantenido su éxito contra todo pronóstico, representando un modelo de mercado distinto al observado en otros países de la Comunidad Europea.

Tips de marketing digital para incentivar el consumo en línea de productos de supermercado

Tips de marketing digital para incentivar el consumo en línea de productos de supermercado

España entró tarde al mundo del mercado digital con respecto al resto de Europa, y sus estrategias de mercadeo fueron en principio tímidas y no claramente definidas. A pesar de que el e-commerce en España está disparado este último año, el sector de los abastecimientos básicos, es decir, los supermercados, no ha seguido esa tendencia meteórica que se ha producido en otras áreas del comercio. Mientras que en el resto de Europa este mercado sobrepasa el 6% de las transacciones comerciales, en España solo alcanza un 1,2% de ellas.

E-commerce en España

Si bien el comercio electrónico ha cambiado en un breve lapso de tiempo tanto la forma en cómo se realizan las compras cotidianas como la estrategia global de comercio, en la generalidad de los comerciantes españoles la irrupción y auge de esta nueva forma de mercadeo no ha sido acompañada de las estrategias suficientes, ni de la capacitación estratégica para que saquen provecho de su enorme potencial. Los expertos opinan que el centro de esta deficiencia está en las estrategias de venta dirigidas a las nuevas generaciones -que son el nicho de mercado mas fuerte en este tipo de comercio- y en saber interpretar sus hábitos de consumo.

Estrategias sugeridas

Entre otras fuentes de evidencia internacionales, un estudio reciente de la Universitat Oberta de Catalunya ofrece una serie de sugerencias concretas que ayudan a mejorar el target del e-commerce e incentivar su uso. El centro de la estrategia se basa en la atracción del consumidor hacia la navegación en el portal de compras de alimentación, que debe ser atractivo, fácil de navegar y variado, para enganchar al comprador e invitarlo a pasar tiempo indefinido revisando la oferta de productos.

El comprador potencial en una tienda de alimentación en línea realiza su compra, e incluso repite, si logra “entrar en flujo”, sintiéndose cómodo con el diseño del portal de compras, navegando de forma segura, y si satisface sus expectativas sin sentirse abrumado por un exceso de oferta que no sea capaz de manejar. Otro elemento de importancia es la personalización de la plataforma de compra on line, que responda fácilmente a sus necesidades de búsqueda, filtrando los elementos que no le son de interés.

Algunas otras sugerencias se refieren, por ejemplo, al balance en la diversidad de los productos ofrecidos. Una oferta pobre en opciones de compra variadas puede alejar el interés del comprador; pero, por el contrario, el otro extremo tampoco es favorecedor, pues se han realizado evaluaciones prácticas que indican que el interés de búsqueda del comprador decae de forma apreciable luego de 40-45 minutos de búsqueda. Por lo tanto, el mejor balance es lograr un surtido suficiente pero no exagerado, donde el comprador pueda encontrar con facilidad lo que busca entre una variedad de opciones que cubra sus necesidades sin abrumarlo, con lo que se asegurará -además de un cliente satisfecho- que este vuelva a repetir visita porque su experiencia de compra fue provechosa.